viernes, 30 de enero de 2009

Queda la sed


Queda la sed

O la quietud de unos pasos que se alejan sin moverse


Queda la necesidad atroz de abrocharse las angustias al cuerpo

De no quedar desnuda y azorada

...De procurarle oporto a una copa rota



Desde ésta no se puede beber más que otra sed

Una palabra

Un gesto



Algún adiós



25/11/2008

10 comentarios:

marisa dijo...

Precioso..."abrocharse las angustias del cuerpo". Me gusta mucho esa imagen poética. Un abrazo y un gusto leerte

Edson "Lobo" Meléndez dijo...

Concuerdo con Marisa, sin duda esa frase es la que mayor impacto causa.
Un gran poema en verdad. Ya venia siendo tiempo de algo de buena poesia como esta.
Mis saludos a ambos (entiendase Lucas y Andre)
Atte.
Beto Malatesta.
Pd: Explicado por que no uso tildes.

Maria Coca dijo...

Tus letras me dejan un buen sabor de boca. Borró mi sed, sin más.

Felicidades.

Besosss

Jorge Ampuero dijo...

Quede lo quede de cada huella, siempre va ligado a los avatares inherentes del cuerpo.
Me gustó tu poema.

Saludos...

Jimmy dijo...

Sed de sed!!

Mel dijo...

Mucha sensibilidad.
Duró mucho en mí.

Jonathan dijo...

El problema es que la sed no se sacia, aumenta.

Cesc dijo...

Las estaciones son lugar para llegadas y tambien despedidas...

Basquiat dijo...

dificil poder leer algo mejor,
maginifico, un abrazo.

Hombre de Neanderthal dijo...

Cuando no es necesario decirlo, sólo se sabe, se huele y es inevitable.

Me estoy poniendo cursi...